¿Cómo de seguros son los “activos refugio”?

Volver

Dado el nerviosismo presente en los mercados, muchos inversores están dando más importancia a la preservación del capital que a su rentabilidad. Pero si tenemos en cuenta la inflación, el dinero en el banco podría estar perdiendo valor. Con los tipos de interés en mínimos históricos, quizá deba usted considerar activos distintos a la liquidez con objeto de alcanzar el futuro financiero que desea.

Hogares conservadores

En los mercados desarrollados, las cuentas de ahorro vienen ofreciendo tipos de interés inferiores a las tasas de inflación1. Pese a ello, muchos hogares –sobre todo en Europa– continúan prefiriendo la «seguridad» percibida de la liquidez, tal como ilustra el gráfico 1.

Gráfico 1: Posiciones de liquidez de los hogares

% de la cartera de los hogares

Allocation-safety-article-chart1-es

Fuente : OCDE, Informe de Cuentas Nacionales 2015, consultado el 3 de octubre de 2016.

Con la crisis financiera global y el "descalabro" de los mercados de renta variable todavía frescos en la memoria, no sorprende que muchos inversores hayan mostrado cautela a la hora de asumir «riesgo»2. No obstante, ante tipos de interés cerca de mínimos históricos, la inflación sigue siendo un peligro que los ahorradores no pueden permitirse ignorar.

La importancia de la inflación

Incluso si ahorra mucho, debería usted recordar el efecto de la inflación y de los tipos de interés sobre el poder adquisitivo de su capital. Si el interés que le proporciona el dinero en el banco es inferior a la tasa a la que suben los precios, podrá comprar menos cantidad de los mismos bienes y servicios en el futuro.

Con los tipos de interés en niveles tan bajos3  como los actuales, los ahorradores solamente pueden aspirar a rentabilidades limitadas, sobre todo si se tienen en cuenta las subidas de los precios. De hecho, algunas cuentas ofrecen rentabilidades negativas4, con lo que el capital de los ahorradores disminuye. Aunque los titulares recientes se han concentrado en la ausencia de inflación, debemos recordar que el impacto de la inflación puede ser significativo en el largo plazo. En cualquier caso, incluso una tasa de inflación muy baja puede erosionar el valor del capital si ésta supera los tipos de interés. 

Además, los precios de distintos bienes y servicios subirán a ritmos diferentes, con lo que una tasa de inflación «general» podría no retratar fielmente la realidad. A lo largo de la última década, las caídas de precio de las compras discrecionales y de artículos como la ropa y la electrónica han ocultado el fuerte encarecimiento de algunos de los consumibles cotidianos más esenciales, como por ejemplo la electricidad, la alimentación y los productos sanitarios5.

Cuando nos planteamos la importancia de seguirle el ritmo a la inflación, el peligro potencial de financiar nuestro futuro financiero solamente con liquidez resulta obvio.

El coste de la «certidumbre»

En los años transcurridos desde el shock de 2008, la búsqueda de certidumbre en un entorno enormemente incierto ha dominado las decisiones financieras de mucha gente. Sin embargo, cuando los inversores comienzan a sobrevalorar la «certidumbre» y consideran que un activo es «libre de riesgo», este suele conllevar el mayor riesgo.

Como hemos visto, la liquidez sigue siendo un activo muy popular para la mayoría de los hogares, pese al hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) ha recortado el tipo de interés básico hasta mínimos históricos desde 20086. Quienes pensaban que la «certidumbre» de la liquidez era todavía la opción más segura desde que el BCE fuera el primero en recortar el tipo de depósito al 1% en enero de 2009, se han perdido las oportunidades disponibles para quienes han estado dispuestos a aceptar cierto riesgo de inversión.

Rentabilizar la liquidez

Si bien cabe esperar que los tipos de interés subirán tarde o temprano desde sus mínimos históricos, es bastante probable que permanezcamos en un entorno general de «tipos bajos» durante un tiempo. Esto se debe a que el dinero barato puede ayudar a estimular el crecimiento económico, que en Europa ha sido especialmente anémico desde la crisis financiera7. Mucha gente necesita que sus ahorros den más de sí que en el pasado, pero la liquidez que tienen aparcada en su cuenta bancaria podría estar perdiendo valor en términos reales.

Para ayudarle a lograr sus objetivos financieros a largo plazo, podrían existir alternativas al ahorro capaces de proporcionarle mayores rentabilidades. Por supuesto, esto implica aceptar un mayor nivel de riesgo financiero.

Invertir en la combinación adecuada de activos para sacar el máximo partido a las oportunidades disponibles y gestionar el riesgo puede resultar difícil. En este sentido, una buena opción puede ser invertir en un fondo gestionado por profesionales que ofrezca una cartera de activos diferentes en un solo vehículo de inversión. Los fondos individuales suelen concentrarse en un único tipo de activo o área del mercado, con lo que invertir en distintos tipos de fondos podría ofrecerle más diversificación, ayudándole a gestionar los altibajos del valor del mercado. Los fondos multi-activos –como los de la gama M&G Allocation– pueden ofrecer una solución integral susceptible de adecuarse a sus circunstancias y a lo que usted busca a la hora de invertir.

El equipo Multi-Activos de M&G considera que los mercados globales ofrecen numerosas oportunidades de generar rentabilidad hoy en día, y que el coste de no asumir riesgo y mantener liquidez es potencialmente elevado.

No obstante, debe asegurarse que la inversión en cuestión es adecuada para usted, y ser consciente de que el valor de las inversiones y los ingresos que se derivan de ellos provocará subidas y bajadas del precio del fondo por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial. Considerar cuidadosamente la valoración de los activos y evaluar el clima de inversión reinante son pasos esenciales para escoger los activos adecuados en el momento oportuno. Esto no es tarea fácil, motivo por el que creemos que nuestra dilatada experiencia y conocimientos de gestión de fondos multi-activos podrían ser muy útiles para todo inversor que desee navegar el interesante y retador entorno en el que nos encontramos hoy en día.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Los puntos de vista expresados en esta página web no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Una inversión en acciones o en renta fija (por ejemplo a través de un fondo multi-activos) conlleva más riesgo que la liquidez depositada en una cuenta bancaria. El valor de una inversión en acciones o en renta fija fluctuará con el tiempo.

http://www.mandg.co.uk/investor/news/intelligence/the-high-cost-of-cash/ 
https://www.msci.com/documents/10199/149ed7bc-316e-4b4c-8ea4-43fcb5bd6523 (véase la rentabilidad anual en 2008).
https://www.theguardian.com/business/2016/mar/10/ecb-cuts-eurozone-interest-rate-to-zero 
http://www.telegraph.co.uk/business/2016/08/12/german-savers-hit-by-negative-interest-rates/ 
https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/416395/BIS-15-194-consumer-prices-in-the-UK-explaining-the-decline-in-real-consumer-prices-for-cars-and-clothing-and-footwear.pdf,
http://www.resolutionfoundation.org/media/press-releases/rising-prices-of-essential-goods-wipe-out-gains-in-living-standards/
https://www.ecb.europa.eu/stats/monetary/rates/html/index.en.html 
http://www.tradingeconomics.com/euro-area/gdp-growth-annual

Glosario:

Activo: Cualquier elemento con valor comercial o de intercambio, que es propiedad de una empresa, una institución o una persona.

Activo libre de riesgo: Un activo que prácticamente no implica riesgo de impago por parte del prestatario, como un título de renta fija emitido por un gobierno o el efectivo. 

Capital: Los activos financieros, o recursos, de los que dispone una empresa para financiar sus operaciones.

Clase de activo: Categoría de activos, como el efectivo, la renta variable, la renta fija y sus subcategorías, así como los activos tangibles, como los inmobiliarios. Las principales clases de activos de M&G son la renta variable, la renta fija, multi-activos y bienes inmuebles.

Bono: Un bono es un título de deuda, con frecuencia a una compañía o gobierno, normalmente a un tipo de interés fijo por un plazo determinado, al final del cual es reembolsado.

Diversificación: Se refiere a la práctica de realizar inversiones en una variedad de clases de activos. Es una técnica de gestión de riesgos, en la que dada una cartera bien diversificada, cualquier pérdida de una participación individual debería ser compensada por ganancias en otras posiciones reduciendo de este modo su impacto en la cartera.

Inflación: Hace referencia al aumento generalizado y sostenido de los precios y del coste de la vida. La inflación suele expresarse como un porcentaje anual que compara la variación de los precios medios de un mes con respecto al mismo mes del año anterior.

Liquidez: Se considera que una empresa cuenta con mucha liquidez si dispone de abundante efectivo. Se considera que las acciones de una compañía son muy líquidas si pueden comprarse o venderse con facilidad gracias a que su volumen de negociación es elevado y constante.

Renta variable: instrumento financiero cuya rentabilidad no está definida de antemano, sino que depende de distintos factores entre los que destacan los beneficios obtenidos y las expectativas de negocio de la sociedad emisora.

Riesgo: La posibilidad de que la rentabilidad de una inversión acabe siendo distinta de la esperada. El riesgo incluye la posibilidad de perder parte de la inversión original.