Fondos de renta variable

En el largo plazo, invertir en renta variable puede generar mayores rentabilidades que las que ofrece una cuenta de ahorro en una entidad de crédito o en un banco tradicional. No obstante, una inversión en acciones conlleva más riesgo que la liquidez depositada en una cuenta bancaria. El valor de una inversión en renta variable fluctúa constantemente.

Dicho esto, ninguna clase de activos está exenta de riesgo. Utilizar las distintas características de cada clase de activos en una cartera equilibrada puede ayudar a suavizar las fluctuaciones de su rentabilidad y a equilibrar el riesgo.

Busque fondos por clase de activos

La gama de fondos de M&G incluye fondos de renta variable, renta fija, multi-activos y convertibles, para que pueda escoger la mejor opción para sus inversiones.

Busque fondos por clase de activos Gama de fondos

Cotizaciones

Consulte las cotizaciones de los fondos de M&G.

Cotizaciones Cotizaciones

¿Qué son las acciones, o renta variable?

Las acciones (renta variable) son partes proporcionales del capital de una compañía. Así, cuando un inversor compra acciones, se convierte en propietario de parte de ese negocio. La evolución de dicha compañía se verá reflejada en la cotización de sus acciones: cuando le van bien las cosas, el precio de la acción tiende a subir, y cuando van mal, este podría caer. Identificar una buena compañía en el mejor momento para invertir es una de las capacidades esenciales de un buen gestor de fondos de renta variable.

Al invertir en renta variable, los inversores pueden recibir rentabilidad de dos formas:

  • A través del crecimiento del capital invertido (cuando el precio de la acción alcanza un precio mayor que el pagado en el momento en que se compró);
  • Al recibir dividendos de la compañía, un pago de esta a sus accionistas.

Los dividendos se reparten al accionista en momentos fijos a lo largo del año. Por lo general, el dividendo representa una parte del beneficio generado por la compañía, y variará en función de su estrategia de negocio y de lo bien que vaya.

El Consejo de Administración de la compañía decide cuánto beneficio debe repartirse en forma de dividendo a sus accionistas, y cuánto reinvertir en la compañía para impulsar su crecimiento futuro.

Si invierte usted directamente en acciones, recibirá los dividendos como accionista de la compañía. Pero si invierte en renta variable a través de un fondo de inversión, los dividendos los percibe el fondo. Los gestores del fondo podrían decidir realizar un pago mensual, trimestral, semestral o anual a los inversores. 

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

Fondos de renta variable de M&G

¿Necesita más información?