Fondos de renta variable

A largo plazo, la inversión en renta variable (acciones) permite obtener rentabilidades superiores a las de las cuentas de ahorro tradicionales, ayudándole a cumplir con sus objetivos de inversión a largo plazo. No obstante, el valor de las inversiones en renta variable puede fluctuar.

Ninguna clase de activos está exenta de riesgo. Combinar las características de diferentes clases de activos en una cartera equilibrada puede suavizar las fluctuaciones en la rentabilidad y equilibrar el riesgo.

Busque fondos por clase de activos

La gama de fondos de M&G incluye fondos de renta variable, renta fija, multi-activos y convertibles, para que pueda escoger la mejor opción para sus inversiones.

Busque fondos por clase de activos Gama de fondos

Cotizaciones

Consulte las cotizaciones de los fondos de M&G.

Cotizaciones Cotizaciones

Qué son las acciones

Las acciones son unidades de propiedad de una compañía. Al invertir en acciones de una empresa, está comprando parte de esa compañía. La cotización de las acciones reflejará la evolución de la misma.

Si la compañía va bien, la cotización de sus acciones tenderá a subir y si va mal, tenderá a bajar. Identificar una buena compañía y el mejor momento para invertir en ella constituye una de las habilidades clave de un buen gestor de fondos de renta variable.

Los inversores pueden rentabilizar su inversión en renta variable de dos formas:

  • Mediante ganancias de capital o plusvalías (cuando la acción supera el precio de compra original)
  • Mediante dividendos (cuando la compañía remunera a sus accionistas)

Las compañías reparten dividendos entre sus accionistas en ciertas fechas del año. Los dividendos suelen representar parte de los beneficios de la empresa y su importe dependerá de la estrategia comercial de la misma y de lo bien que le vaya.

El Consejo de Administración de la compañía establece qué porcentaje de beneficios se repartirá entre los accionistas en forma de dividendo y qué porcentaje se reinvertirá en la empresa para generar crecimiento futuro.

Si un inversor compra directamente acciones de una compañía, percibirá los dividendos en calidad de accionista. Sin embargo, si un inversor invierte en acciones por medio de un fondo de inversión, el fondo percibirá los dividendos y los gestores del fondo podrán decidir si reparten una distribución anual entre sus inversores.

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

Fondos de renta variable de M&G

¿Necesita más información?