La información que aparece en este sitio web está destinada únicamente a inversores profesionales/asesores financieros.

La información que contienen estas páginas no debe ser utilizada por inversores particulares.

Le recomendamos que lea nuestros “Términos y Condiciones” antes de navegar por el sitio web.

Por favor, haga click en el link que aparece a continuacion para confirmar si es usted un inversor profesional / asesor financiero.

Este sitio web emplea cookies

Los ajustes de las cookies de esta web están configurados para “permitir que las cookies” le proporcionen una experiencia satisfactoria al navegar por nuestro sitio web. Si usted desea saber más sobre cookies o cambiar sus ajustes, por favor consulte nuestra política de Cookies y Privacidad.

Al hacer click para confirmar que es usted un asesor financiero y acceder a nuestra página web, usted está dando su conformidad respecto al uso de nuestras cookies.

Audiencia/perfil

Comparando clases de activos

Las ventajas y desventajas de cada clase de activo en nuestra gama de fondos

En estos tiempos impredecibles, probablemente la decisión más importante de inversión es elegir la clase de activos con la que asegurar una rentabilidad razonable. Esto dependerá de qué se pretenda conseguir con la inversión y de la cantidad de riesgo que el inversor esté dispuesto a asumir. Es importante, sin embargo, recordar que todos los tipos de activos que presentamos a continuación pueden formar parte de una cartera sólida.

Históricamente, la renta variable ha ofrecido rentabilidades más altas a largo plazo que otro tipo de inversiones, pero también puede suponer un mayor riesgo para el capital. Tenga en cuenta que el valor de las inversiones puede fluctuar y es posible que no recupere la inversión inicial.

La renta fija, también conocida como bonos, puede ser de la misma manera una inversión atractiva, ya que generalmente se considera como una forma de inversión que presenta menor riesgo que la renta variable; los tenedores de bonos reciben un cupón fijo y su precio suele ser menos volátil que el de la renta variable.

Los fondos multi-activos combinan renta variable, renta fija, liquidez y bienes inmuebles en una inversión única y diversificada. Un gestor de fondos decide qué combinación de clases de activo es más correcta mantener en cada momento con el objetivo de intentar obtener rentabilidad ante cada condición de mercado. Así pues, el riesgo de que un activo determinado que esté registrando un mal comportamiento se reduce al invertir en diferentes tipos de activos. Por otro lado, también las recompensas pueden verse limitadas si una clase de activo en particular genera mayor rentabilidad.

Los convertibles son bonos que se emiten con una opción que permite a los inversores convertirlos en acciones de la compañía emisora durante cierto periodo de tiempo y a un precio determinado. Así, si el precio de la acción de la compañía sube, los convertibles se vuelven cada vez más valiosos (puesto que los inversores pueden intercambiar sus bonos convertibles por acciones de la compañía). Por otro lado, si el precio de la acción cae, la opción puede convertirse en inviable pero el inversor aún mantiene el valor del bono.

Los inversores de un fondo de bienes inmuebles tienen que ser conscientes de que algunos fondos de este tipo invierten en acciones de compañías inmobiliarias. Estas acciones se comportan generalmente de forma similar a las demás y, por lo tanto, es posible que no sean adecuadas si el inversor pretende diversificar la cartera. De forma alternativa, hay fondos que invierten en una mezcla de inmuebles físicos, ladrillo y cemento, que están preferentemente, repartidos entre diferentes localizaciones geográficas.

¿Cuál puede ser la combinación adecuada?

Decidir cuál es la combinación adecuada de activos depende, en gran parte, del nivel de riesgo que el inversor esté dispuesto a asumir. Recuerde, por favor, que es importante recurrir al asesoramiento financiero teniendo en cuenta las circunstancias de inversión concretas de cada inversor. Para los que estén dispuestos a asumir más riesgo para generar una rentabilidad más alta, su cartera probablemente se inclinará más hacia una posición mayor en renta variable. Los inversores que busquen oportunidades de inversión con un riesgo relativamente menor, pueden estar interesados en querer aumentar el porcentaje de bonos que poseen en relación al porcentaje de renta variable que posean.

Puesto que ninguna clase de activos está libre de riesgos, una combinación de renta fija, renta variable y bienes inmuebles puede reducir el riesgo general. Esto puede proporcionar cierto grado de estabilidad cuando los mercados caen.

El valor de las inversiones y los ingresos que se derivan de ellos provocará subidas y bajadas del precio del fondo, y es posible que no recupere la inversión inicial. Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

¿Necesita más información?

Cyveillance Protected

Esta información se facilita únicamente para su uso personal y no sustituye al asesoramiento independiente; en ningún caso debe suministrarse a otra persona o entidad. Este sitio web está diseñado exclusivamente para su uso por parte de inversores profesionales.


El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.