La información que aparece en este sitio web está destinada únicamente a inversores profesionales/asesores financieros.

La información que contienen estas páginas no debe ser utilizada por inversores particulares.

Le recomendamos que lea nuestros “Términos y Condiciones” antes de navegar por el sitio web.

Por favor, haga click en el link que aparece a continuacion para confirmar si es usted un inversor profesional / asesor financiero.

Este sitio web emplea cookies

Los ajustes de las cookies de esta web están configurados para “permitir que las cookies” le proporcionen una experiencia satisfactoria al navegar por nuestro sitio web. Si usted desea saber más sobre cookies o cambiar sus ajustes, por favor consulte nuestra política de Cookies y Privacidad.

Al hacer click para confirmar que es usted un asesor financiero y acceder a nuestra página web, usted está dando su conformidad respecto al uso de nuestras cookies.

Audiencia/perfil

¿Cómo de seguros son los “activos refugio”?

Volver

Dado el nerviosismo presente en los mercados, muchos inversores están dando más importancia a la preservación del capital que a su rentabilidad. Pero si tenemos en cuenta la inflación, el dinero en el banco podría estar perdiendo valor. Con los tipos de interés en mínimos históricos, los clientes podrían precisar ayuda para considerar activos distintos a la liquidez con objeto de alcanzar el futuro financiero que desean.

Hogares conservadores

La liquidez lleva años ofreciendo una rentabilidad real negativa en la mayoría de las economías desarrolladas del mundo, pero las carteras de los hogares –sobre todo en Europa– siguen presentando un fuerte sesgo hacia la «seguridad» percibida de esta clase de activos, tal como ilustra el gráfico 1.

Gráfico 1: Posiciones de liquidez de los hogares

% de la cartera de los hogares

Allocation-safety-article-chart1-es

Fuente : OCDE, Informe de Cuentas Nacionales 2015, consultado el 3 de octubre de 2016.

Dadas las fuertes turbulencias mostradas por los mercados financieros globales tras la crisis financiera de 2008, no sorprende que muchos inversores hayan mostrado prudencia a la hora de asumir «riesgo». Sin embargo, en un entorno de tipos de interés muy bajos, la inflación es un factor que los ahorradores con aversión al riesgo no pueden permitirse ignorar.

La importancia de la inflación

Incluso las personas que ahorran mucho deben recordar el efecto de la inflación y de los tipos de interés sobre el poder adquisitivo de su capital. En otras palabras, si el interés que proporciona el dinero en el banco durante un plazo determinado es inferior a la tasa a la que suben los precios, los ahorradores podrán comprar menos cantidad de los mismos bienes y servicios en el futuro. 

Actualmente, los tipos de interés históricamente bajos están castigando duramente a los ahorradores. Si se tiene en cuenta la inflación, la rentabilidad real que reciben a tipos de interés tan bajos es irrisoria, y en ciertos casos incluso negativa. Aunque los titulares recientes se han concentrado en la ausencia de inflación, debemos recordar que, en plazos de tiempo prolongados, el impacto de la inflación puede ser muy significativo. En cualquier caso, incluso una tasa de inflación muy baja erosiona el valor del capital si esta supera los tipos de interés.

Además, distintos tipos de bienes y servicios experimentan diferentes niveles de inflación, con lo que una tasa de inflación «general» podría no retratar fielmente la realidad. A lo largo de la última década, las caídas de precio de las compras discrecionales, y probablemente, de artículos menos frecuentes como juegos y electrónica, han ocultado el fuerte encarecimiento de consumibles cotidianos más esenciales como la electricidad, la alimentación y los productos sanitarios.

Cuando nos planteamos la importancia de lograr un crecimiento del capital para, como mínimo, aguantarle el ritmo a la inflación, podemos ver el peligro potencial de financiar nuestro futuro financiero solamente con liquidez.

El coste de la «certidumbre»

En los años transcurridos desde el shock de 2008, la búsqueda desesperada de certidumbre en un entorno enormemente incierto ha dominado las decisiones financieras de mucha gente. Sin embargo, cuando los inversores comienzan a sobrevalorar la «certidumbre» y consideran que un activo es «libre de riesgo», este suele conllevar el mayor riesgo. 

Como hemos visto, la liquidez sigue siendo el activo más popular para la mayoría de los hogares, pese al hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) ha recortado el tipo de interés de referencia hasta mínimos históricamente bajos. Quienes pensaban que la «certidumbre» de la liquidez era todavía la opción más segura desde que el tipo básico se recortara al 1% en enero de 2009, se han perdido oportunidades disponibles para quienes han estado dispuestos a tolerar una volatilidad notable en los mercados de renta fija –y sobre todo en los de renta variable– durante el mismo periodo. Tal como muestra el gráfico 2, la liquidez ha sido la única de las principales clases de activos en registrar una rentabilidad real negativa en dicho periodo. En otras palabras, los inversores hubieran ganado más en cualquier otro activo. Es especialmente interesante destacar que la renta variable ha registrado un excelente comportamiento, incluso durante un periodo de fuerte crisis económica en Europa.

Gráfico 2: El peligro de una cautela excesiva

Allocation-safety-article-chart2-es

Fuente: Datastream, 19 de agosto de 2016.

Rentabilizar la liquidez

Aunque cabe esperar una subida de los tipos de interés, es poco probable que esto ocurra con rapidez o de forma dramática; es bastante probable que permanezcamos en un entorno general de «tipos bajos» durante un tiempo. La cifra principal de inflación, pese a ser un indicador amplio muy útil, no cuenta toda la historia. Para un número creciente de personas, la realidad es que sus ahorros tienen que dar más de sí que en el pasado, durante un periodo en que el dinero aparcado en una cuenta bancaria podría estar perdiendo valor.

En este sentido, mucha gente podría estar buscando modos alternativos de generar mayores remuneraciones que la que suele proporcionar la liquidez. Sin embargo, es obvio que esto implica aceptar un mayor nivel de riesgo financiero. Para quienes no poseen la competencia y las capacidades necesarias para gestionar una cartera de distintos activos con el objetivo de equilibrar riesgo y rentabilidad, una opción interesante puede ser invertir en un fondo multi-activos, como los de la gama M&G Allocation.

En el equipo Multi-Activos de M&G, creemos que los mercados globales ofrecen numerosas oportunidades de generar rentabilidad, y que el coste de no asumir riesgo y mantener liquidez sigue siendo elevado. 

No obstante, considerar cuidadosamente cómo se valoran los activos y evaluar el régimen económico es esencial para escoger de forma selectiva los activos adecuados en el momento oportuno. Ello no es tarea fácil, motivo por el que creemos que nuestra dilatada experiencia y conocimientos de gestión de fondos multi-activos podrían ser muy útiles para todo inversor que desee navegar el interesante y retador entorno en el que nos encontramos hoy en día.

Equipo Multi-Activos de M&G

Cyveillance Protected

Esta información se facilita únicamente para su uso personal y no sustituye al asesoramiento independiente; en ningún caso debe suministrarse a otra persona o entidad. Este sitio web está diseñado exclusivamente para su uso por parte de inversores profesionales.

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.