Cuatro temas globales para el crecimiento a largo plazo

01/10/2020

A lo largo de la historia moderna, el cambio económico profundo ha obedecido a tendencias estructurales a largo plazo, como la revolución industrial, la globalización, y más recientemente la revolución digital. Estas tendencias no han transformado la economía global de un día para otro, sino que han propiciado un proceso de cambio gradual, que con frecuencia ha durado varias décadas.

 

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

En retrospectiva, tendencias como estas pueden tener un aura de inevitabilidad: hoy en día puede parecer totalmente predecible que internet cambiaría la manera en que nos comunicamos, compramos y trabajamos. Sin embargo, tal desenlace pareció seguramente más incierto tras el reventón de la burbuja puntocom en 2000, sobre todo para aquellos inversores que sufrieron enormes pérdidas.

Aunque internet nunca fue una moda pasajera, sino más bien todo lo contrario, el auge y desplome bursátiles de finales de los noventa se debió a que los inversores volcaron dinero ciegamente en empresas relacionadas con internet, sin prestar atención alguna al modelo de negocio subyacente. Ese episodio es un recordatorio de que invertir en tendencias emergentes no es siempre una apuesta segura.

A este respecto es importante evitar verse atrapado en la obsesión especulativa de la “próxima revolución”. En nuestra opinión, los inversores interesados en conectar con las tendencias seculares que determinan la evolución de la economía global deben concentrarse en temas basados en la realidad.

Temas anclados en la realidad.

El M&G (Lux) Global Themes Fund invierte en acciones de compañías capaces de aprovechar temas estructurales a largo plazo resultantes de cambios en economías, sectores de actividad y sociedades. Con ello intenta proporcionar una rentabilidad total (compuesta de renta y crecimiento del capital) superior a la del mercado de renta variable global en cualquier periodo de cinco años.

Este fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

Su gestor, Alex Araujo, se concentra actualmente en cuatro temas específicos: demografía, medioambiente, infraestructura e innovación. Cada uno de estos temas principales se divide en dos subtemas:

1DFFEE46906243AF95E72C377B171553

Fuente: M&G, 2020.

  • Demografía

El envejecimiento de la población está impulsando un fuerte giro estructural en la economía global. De cara a 2030, se estima que más de 200 millones de personas superarán los 80 años de edad, frente a unos 125 millones en la actualidad [1]. En este contexto, existe una clara necesidad de soluciones para los retos financieros y sanitarios que esto plantea. La gente no solo vive más años, sino que tiende asimismo hacia estilos de vida más sanos e inteligentes, a los que las compañías pueden sacar partido.

Otra tendencia demográfica es la migración global sostenida del campo a la ciudad. El «urbanita del siglo XXI» representa un grupo demográfico más joven con preferencias cambiantes, lo cual brinda oportunidades a las empresas capaces de satisfacer la demanda del consumidor moderno.

  • Medioambiente

El abandono de una economía intensiva en carbono será gradual, pero la lucha contra el calentamiento global es cada vez más apremiante. Aunque toda compañía tiene un papel que jugar para hacer realidad un mundo sin emisiones, aquellas que lideren esta transición —y que sean capaces de alinearse con tendencias de consumo como la demanda creciente de renovables— pueden posicionarse de cara a un crecimiento financiero sostenible.

No obstante, los retos medioambientales no están relegados al cambio climático. El creciente interés en la resolución de problemas relacionados con el agua, los residuos y el reciclaje es otro tema de inversión a largo plazo. Las empresas que hacen posible una economía más circular, o que innovan para reducir su huella ecológica, se adelantarán a las tendencias regulatorias y de consumo.

  • Infraestructura

Desde las carreteras por las que conducimos hasta los repetidores telefónicos que nos conectan digitalmente, la infraestructura constituye el eje central de la sociedad moderna. Las redes físicas que proporcionan productos y servicios de primera necesidad siguen siendo indispensables, y para garantizar el crecimiento económico futuro será necesario invertir en la modernización y la expansión de la infraestructura en las próximas décadas, o incluso generaciones.

Esta necesidad se ve amplificada por la escasez crónica de inversión en infraestructura global de los últimos años. Para compensar esta insuficiencia y asegurar que el crecimiento futuro no se ve socavado por una mala conectividad, deberá salvarse una «brecha de infraestructura» estimada en 15 billones de dólares de cara a 2040 [2]. Al mismo tiempo, los compromisos con una mayor inversión en infraestructura «más verde» deberían suponer un fuerte viento de cola.

  • Innovación

El último tema trata de capturar el desarrollo tecnológico concentrándose en compañías que ofrecen potencial de crecimiento a largo plazo a partir de sus productos, propiedad intelectual y cultura creativa.

Abordamos este aspecto a través de la lente de dos subtemas: «la nube y la conectividad», que refleja el impacto creciente de la innovación digital sobre la economía global, y «la cara cambiante del transporte», centrada en cómo el abandono de los motores de combustibles fósiles y el descenso de la propiedad de automóviles se ven catalizados por alternativas como los vehículos eléctricos y otras soluciones innovadoras.

El mundo está experimentando cambios significativos, de la mano de poderosas tendencias sociales y económicas. Las compañías bien situadas para beneficiarse de temas globales emergentes y de contribuir a los mismos podrían prosperar en beneficio de sus accionistas y del conjunto de la sociedad.

Creemos que un enfoque disciplinado de inversión temática, concentrado en temas anclados en la realidad y alejado de modas pasajeras e insostenibles, puede brindar a los inversores la oportunidad de acceder hoy a los potenciales ganadores del mañana.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Riesgos asociados al fondo

El fondo puede estar expuesto a diferentes divisas. Las variaciones en los tipos de cambio podrían afectar al valor de su inversión.

Otros factores de riesgo a los que está expuesto el fondo figuran en el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID).

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G (Lux) Investment Funds 1 nº de inscripción 1551. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto, que incluye una descripción de los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento financiero independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

[1]  http://www.un.org/en/development/desa/population/publications/pdf/ageing/WPA2015_Report.pdf

,página 10 del informe.

[2]  https://www.weforum.org/agenda/2019/04/infrastructure-gap-heres-how-to-solve-it/