Un panorama más prometedor para los mercados emergentes

18/04/2019

Tras pasar apuros el año pasado, los mercados emergentes inspiran más optimismo a los inversores en 2019. Este cambio de sentimiento obedece a la postura monetaria más acomodaticia de la Reserva Federal estadounidense y a los indicios de menores tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Un desarrollo importante es que la Fed ha frenado las expectativas de nuevas subidas del precio del dinero en 2019, lo cual ha mejorado las perspectivas para los mercados emergentes: mayores tipos de interés en Estados Unidos pueden representar un obstáculo para el panorama de muchas economías en vías de desarrollo.

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

Dejando a un lado los acontecimientos geopolíticos y macroeconómicos, el universo emergente está siendo escenario de todo tipo de tendencias excitantes, desde el creciente consumo al desarrollo de la infraestructura. El desafío para los inversores es capturarlas de forma rentable, algo que en nuestra opinión puede hacerse encontrando a compañías bien gestionadas y concentradas en proporcionar rentabilidad a todos sus accionistas. Pensamos que existe un fuerte vínculo entre el desempeño operativo de una empresa y la cotización de su acción, con lo que invertir con éxito en renta variable depende de compañías individuales, y no en la situación política de un país.

Un progreso alentador es que la calidad corporativa en el universo emergente mejora de forma constante: las compañías son cada vez más innovadoras y comienzan a competir en la arena global, además de elevar sus estándares de buen gobierno. Creemos que aplicando un enfoque disciplinado de selección de valores que preste una gran atención a los fundamentales de cada empresa, los inversores pueden encontrar títulos atractivos a lo largo y ancho de los mercados emergentes.

A la hora de evaluar oportunidades y riesgos en los mercados de renta fija emergentes, estamos convencidos de que un enfoque flexible y diversificado a nivel global es crucial para invertir con éxito. Los bonos son préstamos concedidos por un inversor a una entidad emisora –como por ejemplo una compañía o un gobierno– a cambio de pagos de intereses periódicos. Los emitidos por empresas se conocen como “bonos corporativos”, y los emitidos por gobiernos como “bonos soberanos” o “deuda pública”.

A través de una estrategia de este tipo, consideramos importante contar con libertad para posicionarse en bonos y divisas con el mayor valor relativo y evitar a países o sectores con perspectivas poco favorables.

Al mismo tiempo, un factor clave para maximizar la rentabilidad de una cartera es elegir la combinación adecuada de emisiones soberanas y corporativas denominadas en moneda local y en divisas «fuertes» (como por ejemplo el dólar y el euro).

En los últimos meses hemos evaluado cuidadosamente si las caídas experimentadas por las cotizaciones en los mercados de renta fija emergentes en 2018 han conducido a mejores niveles de compra de cara al largo plazo. Aunque es posible encontrar valor en deuda soberana tanto en divisa fuerte como local, pensamos que la capacidad de invertir en deuda corporativa emergente aporta un gran conjunto de oportunidades con perfiles de riesgo/rentabilidad atractivos. 

De hecho, esta subclase de activos ha registrado un crecimiento particularmente potente en el universo de renta fija en la última década, y ahora ofrece alternativas muy diversificadas por regiones, sectores de actividad y tramos de calificación crediticia de los emisores.  Tenga en cuenta que invertir en mercados emergentes conlleva una mayor probabilidad de sufrir pérdidas debido a mayores riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, regulatorios y de liquidez, entre otros factores. Podrían surgir dificultades en la compra, venta, custodia o valoración de inversiones en tales países.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente. No podemos ofrecer asesoramiento financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

Cyveillance Protected


El valor de los activos del fondo podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.


El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.