La información que aparece en este sitio web está destinada únicamente a inversores profesionales/asesores financieros.

La información que contienen estas páginas no debe ser utilizada por inversores particulares.

Le recomendamos que lea nuestros “Términos y Condiciones” antes de navegar por el sitio web.

Por favor, haga click en el link que aparece a continuacion para confirmar si es usted un inversor profesional / asesor financiero.

Audiencia/perfil

¿Cómo podemos responder al comportamiento irracional del mercado?

18/06/2018

Cualquiera puede sucumbir a las emociones, lo cual sucede continuamente en los mercados financieros.

Los inversores emplean una variedad de modelos financieros para determinar el valor de los activos, que suelen centrarse en la coyuntura económica, los beneficios corporativos o las rentabilidades históricas. Pero cuando observamos su comportamiento a la hora de invertir, está claro que el precio que están dispuestos a pagar por un activo se ve afectado por muchos otros factores.

Los acontecimientos políticos, las noticias en los medios de comunicación y el sentimiento general de los inversores pueden desencadenar movimientos significativos en los mercados. Las cotizaciones pueden subir o caer con rapidez, y los comentaristas de mercados suelen identificar una causa de forma unánime. Cuando ocurre lo anterior, deberíamos preguntarnos siempre si el valor subyacente de esos activos ha cambiado realmente, o si la evolución de los precios obedece al miedo o a la avaricia.
El entorno de inversión de los últimos años pone de relieve la naturaleza inconsistente de los mercados globales. En 2016, se caracterizaban por oscilaciones significativas de las cotizaciones, desencadenadas por la preocupación en torno al avance de los movimientos populistas en Estados Unidos y Europa. En 2017, los inversores se tomaron con calma los acontecimientos políticos. Las respuestas al resultado electoral no concluyente en Alemania y la incertidumbre en Cataluña, por ejemplo, fueron apagadas y de ámbito meramente local. 2018 ha sido escenario de un retorno de la volatilidad, y los analistas mencionan los temores de una guerra comercial y la política de la eurozona entre las causas de las recientes caídas generalizadas.

¿Por qué respondieron los mercados de forma distinta a los acontecimientos en dichos periodos pese a la existencia de riesgos similares? Racionalizar no siempre es posible, pero el entorno general afecta de forma clara a las emociones de los inversores. En 2017, los acontecimientos políticos quizá afectaron en menor medida a los mercados por el hecho de que la dinámica de crecimiento subyacente y el sentimiento general fueron favorables. Pero ante la mayor incertidumbre en torno al endurecimiento de la política monetaria y un crecimiento global menos sincronizado en 2018, el sentimiento inversor parece actualmente más frágil.

En nuestra opinión, el comportamiento irracional e inconsistente del mercado crea oportunidades para las gestoras activas. Toda decisión de inversión que tomamos parte de nuestro marco de valoración, con el que evaluamos activos en base a motores fundamentales de rentabilidad. A continuación, determinamos si los precios de los activos se han desviado de lo que consideramos su «valor justo». Si detectamos miopía en los mercados o la volatilidad parece injustificada, tratamos de sacar partido a tales situaciones, las cuales denominamos «episodios». Estos episodios pueden ser de corta duración y corregirse a corto plazo, mientras que en otros casos es probable que las cotizaciones cambien a lo largo de varios años. La historia reciente nos proporciona numerosos ejemplos.

Tras las elecciones estadounidenses de finales de 2016, los activos mexicanos sufrieron fuertes caídas al temerse los planes manifestados por Donald Trump de «construir un muro» y renegociar las condiciones con los demás países miembros del NAFTA. Esto atrajo una gran atención de los medios de comunicación, pero nosotros no recibimos información que pudiésemos emplear para reevaluar el valor fundamental de los activos mexicanos. El peso se depreció un 20% entre el anuncio de los resultados electorales y enero de 2017, pero a lo largo de los meses siguientes se recuperó hasta los niveles previos a los comicios cuando los mercados desviaron su atención a otras cuestiones.

Gráfico 1: Tipo de cambio dólar estadounidense / peso mexicano

C15691373B63475C91F400CC241659F5

La volatilidad del peso mexicano tras la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos ilustró muy bien cómo las emociones de los inversores pueden determinar la evolución de los precios. Fuente de los datos: Bloomberg, 30 de abril de 2017.

Tenga presente que las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras. 

Recientemente, la incertidumbre política ha impulsado a las TIR de la deuda soberana italiana hasta máximos multianuales. La situación en Italia pone de relieve los retos que supone identificar si nos hallamos ante un «episodio» o ante un cambio fundamental genuino. Si Italia abandonara la eurozona, tal desarrollo tendría sin duda profundos efectos en la moneda única y en la economía europea. No obstante, dicho proceso tardaría mucho tiempo en desarrollarse, y los hechos sugieren que sería difícil de conseguir. Por consiguiente, a juzgar por los altibajos de los precios en base al flujo de noticias a corto plazo, los activos italianos parecen verse impulsados en parte por consideraciones emocionales, incluidos los recuerdos de la experiencia griega en 2015.

A medio plazo, podría afirmarse que los activos europeos todavía sufren del pesimismo heredado de la crisis financiera, pese al fortalecimiento de la economía y a la intención del Banco Central Europeo de poner fin a su programa de compras mensuales de deuda. Si la recuperación económica continúa, tal como sugieren los datos, a la renta variable europea le queda recorrido al alza. En cambio, las TIR reales que ofrece la deuda soberana «refugio» parecen insostenibles.

Sea cual sea el entorno de mercado, nosotros tratamos de ver más allá del «ruido» y concentrarnos en los fundamentales. La publicación de nuevos datos, los titulares en los medios de comunicación o incluso los movimientos de los precios pueden parecer información útil, pero no siempre nos informan sobre las rentabilidades futuras de un activo. Deberíamos resistirnos a narrativas seductoras que intenten simplificar la complejidad de una situación o predecir su desenlace; de este modo, tendremos más probabilidad de tomar mejores decisiones de inversión.

Esta información se facilita únicamente para su uso personal y no sustituye al asesoramiento independiente; en ningún caso debe suministrarse a otra persona o entidad. Este sitio web está diseñado exclusivamente para su uso por parte de inversores profesionales.


El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.