La información que aparece en este sitio web está destinada únicamente a inversores profesionales/asesores financieros.

La información que contienen estas páginas no debe ser utilizada por inversores particulares.

Le recomendamos que lea nuestros “Términos y Condiciones” antes de navegar por el sitio web.

Por favor, haga click en el link que aparece a continuacion para confirmar si es usted un inversor profesional / asesor financiero.

Audiencia/perfil

La asistencia sanitaria bajo el microscopio - Trump vs. Biden

04/11/2020

Exclusivamente para inversores profesionales.

Ante la inminencia de las elecciones presidenciales estadounidenses, el equipo de high yield de M&G ha examinado los sectores y servicios que podrían verse más afectados por las políticas de cada partido en la próxima administración estadounidense. El sector sanitario, uno de los mayores componentes del índice high yield de EE. UU. (aproximadamente el 9%), ha sido un área de especial interés. Es un sector fuertemente regulado, cuya suerte está muy ligada a los cambios en las políticas públicas y las leyes, por lo que podría ser muy sensible a los resultados electorales.

Dependiendo del resultado de las elecciones presidenciales, podría haber cambios inminentes en la Ley de sanidad asequible (Affordable Care Act, ACA), más conocida como «Obamacare». El presidente Trump y los republicanos han intentado anular sin éxito la ley, que ahora se trata de impugnar por inconstitucional. La vista en la Corte Suprema estadounidense está prevista para siete días después de las elecciones. La sustitución de la magistrada liberal Ruth Bader Ginsburg, fallecida en septiembre, por la magistrada Amy Coney Barrett (conservadora acérrima) al principio de esta semana aumenta las probabilidades de que la ley se anule.

¿Por qué importa esto para los inversores en renta fija y el high yield en particular?

La ACA es importante por varios subsectores sanitarios distintos en EE. UU., especialmente para las compañías hospitalarias. Algunas obtienen entre el 15 % y el 20 % de sus beneficios por las prestaciones estipuladas en la ACA, por lo que cualquier amenaza para esta ley podría tener un impacto importante en sus resultados financieros, especialmente para las que están sumamente apalancadas. Como inversores activos, debemos ser conscientes de los posibles escenarios para evaluar las probabilidades de que la ACA sea anulada y asegurarnos de recibir la compensación adecuada por dicho riesgo en las carteras que gestionamos. Las elecciones y el caso judicial probablemente provocarán cierta volatilidad en el sector, por lo que podría ser necesario estar más atentos al posicionamiento de las carteras en las próximas semanas y meses, ya que el resultado del caso probablemente no se conocerá hasta principios de 2021.

Varios escenarios son posibles. Una victoria azul contundente, con Biden como vencedor y el mantenimiento del control de Cámara de Representantes (como se espera) y una victoria en el Senado (menos probable) por parte de los demócratas, hará que el fallo del tribunal resulte casi irrelevante, ya que puede redactarse un nuevo proyecto de ley que corrija las inquietudes de la Corte Suprema, aunque anulase la ley. Sin embargo, si los republicanos mantienen el Senado, la solución legislativa parece menos probable. Además, si el tribunal falla en contra de la ACA y los republicanos controlan el Senado, el proyecto de ley podría anularse y quedar en el cajón durante muchos años. Los inversores en high yield podrían enfrentarse a riesgos como estos antes y después de las elecciones.

También hay propuestas políticas directas que hacen que el resultado electoral sea importante para muchas compañías sanitarias. A primera vista, una victoria de Biden y los demócratas parecería positiva para el sector sanitario, sobre todo en caso de una victoria azul contundente. Cabe esperar que los demócratas gasten más en sanidad. Sin embargo, el resulto general en el sector sanitario tiene más matices.

Los dos primeros mecanismos por los que apuesta Biden son:

  • Promover una «opción pública»: básicamente, un plan de salud del gobierno federal que compita con el sector privado. Aunque la mayoría de los estadounidenses recibe cobertura sanitaria a través de su empresa, un alto porcentaje de la población carecen de seguro. La opción pública ofrece tanto a asegurados como a no asegurados la oportunidad de adquirir cobertura sanitaria directamente del gobierno federal. Sin embargo, esto aumenta la competencia para las compañías sanitarias, ya que las aseguradoras se enfrentan a la competencia directa del gobierno. También podría ejercer presión adicional sobre los hospitales, si una firme postura negociadora del gobierno reduce las tasas de reembolso.
  • Biden también está a favor de cambiar Medicare (atención sanitaria para las personas mayores). Desea rebajar la edad para acceder a Medicare de 65 a 60, lo que permitiría a personas más jóvenes entrar en el sistema ―una opción más barata que los seguros comerciales―, aumentando así la cobertura sanitaria de la población. Esto también podría ejercer presión sobre los márgenes de las compañías sanitarias. Desde el punto de vista de los inversores en high yield, esto podría suponer problemas para los proveedores sanitarios muy apalancados.

La volatilidad del sector salud suele aumentar antes y después de las elecciones, ya que muchas de las compañías son sensibles a las leyes y a los cambios legislativos. Los analistas políticos y el sector de la inversión tratan de evaluar las probabilidades de los varios resultados posibles, para determinar si el mercado descuenta adecuadamente los riesgos. Cualquier cambio que provoquen las elecciones podría impulsar aún más el compromiso corporativo, un elemento cada vez más importante de nuestro proceso de toma de decisiones.

Muchos dan por hecho que un aumento del gasto sanitario debe ser bueno para el sector. Sin embargo, ese argumento tiene más matices. Como inversores en high yield, analizamos a fondo para tener una mejor idea de cómo podría afectar a la larga a los márgenes de beneficios y, en última instancia, a los costes de financiación. Dicho análisis debe hacerse sector por sector y compañía por compañía, para ver si el mercado descuenta debidamente el riesgo.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su posterior distribución. Ninguna otra persona o entidad debe utilizar la información contenida en el presente documento. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg.

Esta información se facilita únicamente para su uso personal y no sustituye al asesoramiento independiente; en ningún caso debe suministrarse a otra persona o entidad. Este sitio web está diseñado exclusivamente para su uso por parte de inversores profesionales.


El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.